domingo, enero 16, 2011

¿Qué es la Space Opera?

Space opera / Opera Espacial



El Space opera es un subgénero de la ficción especulativa que enfatiza las aventuras románticas, y muchas veces melodramáticas, las cuales tienen como escenario con frecuencia el espacio exterior, con frecuencia se presenta conflictos entre oponentes que posee tecnología y habilidades muy avanzadas.  El nombre no tiene relación alguna con el genero musical de las Operas, sino que es una analogías a las Soap Operas (NDT: Las Soap Operas o operas de Jabón traducido de forma textual es la forma como el mundo anglosajón denominas a las novelas de TV, que pasan al mediodía y la noche) Pero el rasgo más destacado de la Space Opera es que el entorno, los personajes, las batallas, los poderes y la temática tienden a estar siempre en una gran escalas. Algunas veces el término es usado de forma peyorativa para referirse a ciencia ficción de mala calidad; aunque la denotación puede variar, pues con frecuencia se utiliza para descalificar a cualquier trabajo que se le considere sin valor o juicio alguno.


Cambiando la definición 


Tal como  David G. Hartwell y  Kathryn Cramer notaron en su antología sobre el Space Operas, no hay consenso sobre lo que es la space opera, qué autores son un mejor ejemplo de ella o incluso qué trabajos quedarían englobados en ella. La Space Opera a través de los años ha tenido diferente definiciones, las cuales han sido con frecuencia afectadas y alteradas por la política literaria. Ellos acotan que lo que solía ser Fantasía científica es ahora el Space Opera, y lo que solía ser de verdad Space Opera ahora esta olvidado.

La Frase Space Opera, en si  fue acuñada en 1941 por un fanático escritor que luego seria autor, llamado Wilson Tucker, en un artículo de un Fanzine. El término acuñado fue hecho de forma peyorativa. El término tiene un origen curioso, pues en aquel momento en Estados Unidos las novelas por radios eran muy famosas, y eran conocidas como Soap Operas por que sus mecenas eran las compañías de Jabón. Y Tucker mezclo ambos términos al decir que el Space Opera era el equivalente en ciencia ficción de aquellos dramones.

El termino fue usando desde entonces para referirse al las Peores obras de Ciencia Ficción, aquello se mantuvo hasta los años Setenta. Esta moda impuesta fue hecha de una forma indiscriminada, lo cual hizo que muchos trabajos que no encajaban dentro de lo que era Space Opera recibieran ese calificativo.

Al inicio de los 60 y 70, la Space opera se mantuvo igual hasta que en el año de 1974 se fue redefinido por Brian Aldiss como una "Cosa buena y  vieja". A pesar de eso durante mucho tiempo aquella aseveración fue disputada, se consideraba a esta como algo obsoleto. No sería hasta 1980 cuando las Space Operas -Vistas como aventuras coloridas que ocurrían en el Espacio- fuese redefinida para y adjuntada a uno de los mayores productos de la cultura Pop: Star Wars. No sería hasta 1990 cuando al termino Space Opera se le reconozca su legitimo sitio como un genero de la Ciencia Ficción. Y luego que Hartwell y Cramer lo definiese como: Aventuras de ciencia ficción, coloridas, dramáticas y bellamente escritas, que se enfocan en un héroe simpático que es el eje de toda la narración, que con frecuencia están ambientadas en un futuro lejano, en el espacio y en otros mundos, y cuyas características siempre poseen un tono optimista. Con frecuencia se toca tópicos como la Guerra, Piratería, Virtudes militares, y acción a gran escala

Historia



En su forma más familiar, el género es un producto de las revistas Pulp de los años 1920-1940. La ciencia ficción en general tomó del género Pulp y de aventuras, el western e historias en emplazamientos exóticos como Oriente o África, y la space opera no es una excepción. Existen numerosos paralelismos entre las naves tradicionales y las espaciales, entre los exploradores de la época colonialista y los exploradores del espacio, entre los piratas marítimos y los piratas espaciales, etc. La space opera clásica es una transposición de los viejos temas de los libros de vaqueros, o westerns a la ciencia ficción, reemplazando el revólver Colt por la pistola láser, el caballo por la nave espacial, la fiebre del oro por los mineros de los asteroides, etcétera. El mayor auge del subgénero se dio durante la edad de oro de la ciencia ficción, en la década de 1940. En cierto modo, fue la space opera la que le dio mala fama a la ciencia ficción, debido a que la mayor parte de sus exponentes tenía una baja calidad literaria.

Una novela muy temprana de proto-ciencia ficción podría ser también considerada la primera space opera. Se trata de Edison's Conquest of Mars de Garrett P. Serviss, publicada en 1898, qué aunque precede el término space opera contiene todos los clichés que caracterizan al género: naves espaciales, viaje a otros planetas, coches voladores, batallas contra malvados alienígenas, armas militares de gran potencia destructiva, doncellas en apuros, e incluso una primera aparición del rayo desintegrador.

El prototipo de space opera Pulp es la novela de E. E. Smith The Skylark of Space (publicada por primera vez en Amazing Stories en 1928), en la que un científico construye una nave espacial y viaja con una compañera femenina en busca de civilizaciones alienígenas y a luchar contra un poderoso archienemigo. La serie más tardía de Smith, Lensman, y el trabajo de Edmond Hamilton y Jack Williamson en los 1930 y 1940 fueron muy populares entre los lectores y muy imitados por otros escritores. Fueron estos imitadores los que inspiraron a Tucker y otros fans a usar la etiqueta para denominar a esta producción.

La space opera entró en decadencia después de que la ciencia ficción abandonara la fijación en la aventura y en la tecnología para adentrarse en el estudio de las sociedades futuras, a partir de la nueva ola, en la década de 1960. Con el tiempo, el análisis de los mejores ejemplos del género ha llevado a una reevaluación del término y a una resurrección de la space opera. Escritores como Poul Anderson y Gordon R. Dickson han mantenido el género de aventura espacial de grandes dimensiones vivo durante los 50, seguidos por -entre otros muchos - M. John Harrison y C. J. Cherryh en los 70 y Iain M. Banks, Lois McMaster Bujold, y Paul J. McAuley en los 80. Pasada la borrachera de la nueva ola, la literatura de ciencia ficción comenzó a regresar a los viejos temas (salvo por el cyberpunk), aunque con una mirada más madura. Con el tiempo el término space opera ha dejado de tener esa connotación negativa para pasar a definir un tipo de novela concreto, aunque el subgénero sigue siendo percibido como un estereotipo de la ciencia ficción.

En el terreno cinematográfico, el final de la edad dorada de la space opera lo marcó la película 2001: Una odisea del espacio, mientras que Star Wars (en el fondo una resurrección de las historias dominicales de Flash Gordon de la década de 1940) hizo volver con gloria y majestad al género, que desde entonces sigue teniendo éxitos (Independence Day, Stargate, por ejemplo).


Características


Las historias suelen estar situadas en el espacio exterior o en un planeta ficticio. Para evitar que la historia se torne aburrida, los personajes de estas historias casi siempre son capaces de viajar distancias ilimitadas en relativamente muy poco tiempo, y sus naves no se ven afectadas por complicaciones como la necesidad de desacelerar antes de detener un vehículo que ha viajado a velocidades mucho mayores a la de la luz, o la necesidad de una fuente de poder capaz de darle energía a una nave que puede desarrollar tales velocidades (aparte de la energía necesaria para otras funciones características de esas naves, como un sistema de armamento). Los planetas que aparecen en historias de ópera espacial a menudo son capaces de sostener el funcionamiento del organismo humano, y están poblados por seres exóticos. Es común encontrar civilizaciones alienígenas similares a algunas civilizaciones antiguas de la Tierra, como la civilización egipcia, griega o vikinga, pero adornadas con algunos rasgos futuristas. Estas civilizaciones extraterrestres casi siempre están formadas por seres antropomórficos o por humanos de aspecto extraño, que son capaces de hablar el idioma de los protagonistas. Algunos dispositivos típicos encontrados en estas historias son las pistolas de rayos, los vehículos voladores o naves para un tripulante y los androides.

Fuente

Wikipedia